lunes, 7 de enero de 2008

Cinefagia


La larga escaramuza entre de los jóvenes críticos de cine de la revista Godard! y los críticos senior de Hablemos de cine sigue acumulando metraje.
Hagamos rewind y recordemos la historia: no es una riña furtiva, como la persecución de Ricardo Bedoya a Luis Carlos Burneo. Tampoco es propiamente un intento de parricidio, pues el uno no reconoce su prolongación o influencia en el otro. Los jóvenes de Godard! (Sebastián Pimentel y Claudio Cordero, principalmente), buscaban desmantelar una supuesta complacencia de la crítica oficial para con el cine peruano. Sobre todo en su primer número. Poco a poco fueron morigerando su discurso, pero es justo decir que el mensaje caló. Hoy se percibe que la crítica, en general, le exige más al cine peruano, tratándolo más como cine que como peruano.
Pero el enfrentamiento ya había sido declarado. Ricardo Bedoya, el crítico más influyente del medio y la cabeza visible de la crítica acusada de complaciente devolvió el arroz pegoteado. Para él y los suyos, los Godard! eran atrevidos porque la ignorancia es atrevida. Desde entonces, los puyazos han ido y venido en conferencias, conversatorios de cine, reseñas, medios escritos como Somos (El bien esquivo), y en el mismo programa de Bedoya El placer de los ojos.


Esta vez, la rencilla es en la blogósfera. Y Ricardo Bedoya golpeó primero:

"Luego de una búsqueda apareció el blog referido http://todocine.blog.terra.com.pe/ y nos dimos con la horrible sorpresa: el concurso de polos y llaveros de Alvin y las ardillas y Alien versus Depredador 2 organizado por el blog del director de la revista Godard! y Fox ya culminó y los felices ganadores deben estar disfrutando de sus premios.¡Así no vale, pues! La próxima que avisen con tiempo para participar. Esas ardillitas hubieran sido nuestro mejor regalo de Navidad." Bedoya argumenta que Cordero es "un crítico subido a las estrategias de venta de películas". Se pregunta: "¿el crítico de cine es una pieza más de la campaña de marketing de una película cualquiera? ¿El director de una publicación de crítica de cine que se supone seria -al menos colaboran allí algunas personas respetables- puede afiliarse a la infopropaganda sin ningún reparo? ¿El reciente jurado Fipresci en el Festival de Río puede avalar sin más la agenda de promoción de una compañía de distribución?" Y más. Hasta Isaac León Frías mete su cuchara de te.

El remate es genial (caballero, Claudio): "Bruno Pinasco lo hace mejor. Creo que lo que hace Bruno es irreprochable y útil. Él no se hace pasar por critico, ni nada por el estilo. Su función es promover películas y está bien que lo haga porque eso mantiene informado al público de lo que hay en las salas."

Claudio Cordero no parece acusar recibo del golpe en su blog. Ajuuuummm... seguiremos esperando.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cordero respondió en La Cinefilia no es Patriota. Pero Bedoya ya le ganó por K.O.

barb michelen dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

Fabber dijo...

A pesar de todo, noto en las broncas cinéfilas peruanas menos animadversión, menos mal olor y cierto sentido del decoro (hago el énfasis en "cierto") si las comparamos con las broncas literarias peruanas, con más golpes bajos y un nivel de mezquindad con el rival francamente alarmante.