martes, 1 de enero de 2008

Choque de dos mundos


El choque de dos mundos, la colisión del arroz con el mango. Como cuando el 'Chema' Salcedo empieza un capítulo de El libro de la sospecha con una canción de Iron Maiden ("Fear of the dark"). Como cuando el epígrafe de No se lo digas a nadie revela un sorpresivo verso de Morrissey: "Dont leave it all unsaid / Somewhere in the wasteland of your head" ("Sing your life"). Esa colisión en el estómago sentí al leer el siguiente 'picotazo' de Gian Marco, caballero de la orden del sol en grado de gran huevas:


“No soy un lector voraz, pero he estado leyendo Prosas apátridas de (Julio Ramón) Ribeyro y creo que mi estilo va por ahí.” (Gian Marco, geniecillo dominical)


Pasado el malestar estomacal, un saldeandrus: Maiden, Morrissey y Ribeyro seguirán siendo Maiden, Morrissey y Ribeyro. Lo mismo para el resto.

2 comentarios:

Javier dijo...

El calvo de mierda está embebido en el metalenguaje de Miami: Lo que quiso decir es "yo casi no leo ni michi, pero me gustó ese librito de ¿ahhh?¿quiénenen? ¡Ah sí, el Ribeyro! Escribe poquito y hasta yo le entiendo".

Anónimo dijo...

otra de hoy en la república:


Padrino. Don Marco Aurelio Denegri ha quedado fascinado con el nuevo disco de Jean Pierre Vismara, "Revela criterio y buen gusto, posee un ritmo poético indudable y el acompañamiento musical es de primera", ha dicho. ¿Juat?